El brutalismo y su huella en España

El brutalismo es una corriente arquitectónica cuyo nombre proviene del francés “betón brut” (hormigón bruto). Hace referencia al uso de este material en la creación de edificios que tan de moda se puso tras la Segunda Guerra Mundial.

En España este estilo arquitectónico cobró especial importancia en torno a los años setenta, cuando arquitectos como Ricardo Bofil, Fernando Higueras, Antonio Perpiñá y otros muchos lo adoptaron como suyo en la creación de algunos de los edificios más característicos de nuestro país.

11. La muralla roja, un ejemplo icónico de la arquitectura de Ricardo Bofil (1972)

Este edificio, situado en Calpe, es uno de los más característicos del arquitecto catalán Ricardo Bofil y uno de los más fotografiados en tiempos de Instagram. Por su forma geométrica y su localización parece una muralla que se alza sobre las rocas. Este edificio es muy interesante, ya que muestra una visión donde el brutalismo se da la mano con la arquitectura tradicional mediterránea y árabe.

La muralla roja brutalista

Anterior1 de 11